NUESTRA PASIÓN POR LA ARTESANÍA: BORDADOS CON CUENTAS

En Lasavis siempre hemos apostado por hacer «que no se pierdan» ciertas labores y tradiciones que nos definen. Con este objetivo, si hay algo que desde siempre nos ha definido e identificado han sido nuestras piezas bordadas con cuentas y abalorios. Una labor que realizamos a mano, cuenta a cuenta y que nos permite que cada pieza sea única e irrepetible.

LASAVIS = ARTESANÍA

Hoy queremos mostraros más en detalle cómo diseñamos y confeccionamos una pieza bordada; diademas, pasadores, cinturones etc.

1. DISEÑO – IDEACIÓN DE LA PIEZA

En primer lugar partimos del diseño en cuanto a forma y tamaño que queremos realizar. Trabajamos con diferentes patrones que desarrollamos en cada colección.

2. REALIZACIÓN DE LA BASE

Una vez tenemos el diseño definido, montamos la base sobre la que vamos a bordar. En nuestro caso, solemos hacer las bases de fieltro y, como seña de identidad de la casa, las reforzamos con otra capa de sinamay para hacerla más resistente. Esta fibra natural le otorga mayor resistencia a la pieza y evita que el fieltro se vea afectado por las numerosas puntadas.

3. MATERIALES Y COLOR

La fase siguiente sería decidir los materiales y colores con los que vamos a realizar el bordado. En Lasavis utilizamos diversos abalorios como cuentas, cristal checo, cristal Swarovsky, piedras naturales, lentejuelas y un largo etcétera.

Desde el inicio de la marca quisimos transmitir una imagen de trabajo limpio y cuidado y, por ello, todos nuestros bordados los realizamos con hilo de nylon transparente que nos permite transmitir el minimalismo que nos caracteriza.

Igualmente debemos decidir de qué manera vamos a disponer estos materiales; si vamos a hacer bloques de color y/o materiales, si vamos a mezclarlos etc.

4. PRODUCCIÓN

La última fase sería la producción propiamente dicha de la pieza. Esta fase es, en el 100% de los casos, la que más tiempo supone. El bordado a mano es una técnica (y arte) minuciosa y laboriosa que requiere, además de técnica propiamente dicha, de tiempo y paciencia. En otro post profundizaremos un poco más en esta labor de costura cuyo inicio se remonta al principio de los tiempos.


Cuando el bordado está terminado, cubrimos la parte inferior de la pieza con fieltro y cosemos la peinecilla o pasador que vaya a llevar y la etiqueta.

ET VOILÀ…

Quizás lo más bonito de que la artesanía sea uno de nuestros pilares es que cada pieza es única e irrepetible.

Es un trabajo personalizado que habla de Lasavis, pero también de cómo entendemos a nuestro cliente.

Gracias por confiar en nosotras

Deja un comentario

Ir arriba