LILLY DACHÉ, EL GLAMOUR DE LA SOMBRERERÍA

LILLY DACHÉ, EL GLAMOUR DE LA SOMBRERERÍA

Lilly Daché (1892 aprox. – Bègles, Francia; 1989 – Louveciennes, Francia) fue una famosa sombrerera norteamericana, aunque nacida en Francia, que revolucionó el mundo de la moda desde su propia sombrerería. Empezó su carrera como aprendiz de sombrerera junto a su tía en Burdeos y ayudando a alguna sombrerera más antes de mudarse de París a NY. Una vez allí comenzó su andadura como dependienta en Macy’s, uno de los centros comerciales estadounidenses más famosos fundado en 1858. Poco después, comenzó a trabajar como costurera en Bonet, una pequeña sombrerería de Broadway y fue ahí donde dio paso definitivo para crear su propia marca de sombreros comprándole el negocio a su propietaria. Sin duda, y teniendo en cuenta las fechas de las que estamos hablando, fue un ejemplo de mujer profesional de éxito en un momento histórico donde las oportunidades a las mujeres eran muy limitadas.

Durante la década de los 30 y los 40, en el punto de su máximo apogeo, vistió las cabezas de numerosas celebrities, personalidades de la alta sociedad y estrellas de cine. Sus sombreros eran conocidos por costar unas diez veces más lo que solía costar de media un sombrero, sobreviviendo a momentos económicos tan complicados como la Gran Depresión de 1929 o la Segunda Guerra Mundial (1939-1945). Recibió el premio de la moda Neiman Marcus y el de la crítica estadounidense Coty Moda en 1943.

Con base principal en New York, también tuvo filiales en París y, con el tiempo, fue ampliando su negocio a la moda, la joyería y los perfumes. Sus contribuciones al mundo de la sombrerería pasaron por turbantes (que creaba directamente sobre las cabezas de las clientas), gorras con visera, boinas o sombreros con formas florales.

En 1937, Daché trasladó todo su negocio a un edificio de nueve pisos en Nueva York al que llamó House of Daché. Aquí realizaba ventas minoristas directamente a los clientes, a los que presentaba su producto en un salón lleno de espejos que emulaba el glamour de Hollywood, y ventas mayoristas a mandos intermedios Tenía, además, un taller y una residencia. El diseñador de ropa Halston y el estilista Kenneth fueron sus empleados durante un tiempo antes de lanzar sus negocios por su cuenta. En la década de 1950 lanzó dos líneas de sombreros prêt-à porter: MMe Lilly y Dachette’s. Se estima que en su máximo apogeo la sombrerera producía hasta 30.000 sombreros al año.

Trabajó con el diseñador de vestuario de Hollywood Travis Banton, proporcionándole sombreros para completar sus estilismos y vestir a estrellas de cine como Gloria Swanson, Carmen Miranda, Betty Davis o Betty Garble. También lucieron sus sombreros las cabezas de Joan Crawford, Marlene Dietrich, Marion Davies, Gertrude Lawrence, Sonja Henie, Audrey Hepburn y Carole Lombard.

Se retiró en 1968 coincidiendo con la jubilación de su marido Jean Despres. La hija del matrimonio, Suzanne Dache-Gould se hizo cargo del negocio obteniendo cierta notoriedad. Finalmente, el 31 de diciembre de 1989 falleció en un asilo francés de Louveciennes a los 97 años de edad.

«Me gusta hablar con la clienta, saber dónde va a usar el sombrero que me encargó o qué tipo de vestido usaría con él. Intento conocerla bien, pues si ella cree que su nariz es demasiado larga, entonces le haré un sombrero de ala ancha ladeado para que disimule sus rasgos. El secreto es hacerlo todo con amor, afecto y emoción». Lilly Daché

Deja un comentario

Ir arriba